• Disoluciones matrimoniales y separaciones: abogado experto en Córdoba
  • Expertos en derecho matrimonial y de familia en Córdoba
  • Contacte sin compromiso con abogados de divorcio en Córdoba

Especialistas en divorcios

Rss

jueves, 23 de febrero de 2017
Las medidas tras la ruptura de una pareja de hecho

Las medidas tras la ruptura de una pareja de hecho

En ocasiones hay personas que optan por formar una pareja de hecho en vez de contraer matrimonio. Fruto de estas uniones puede haber hijos comunes, pero como es lógico pensar, como cualquier tipo de relación o convivencia puede llegar a su fin. Pero claro, ¿pueden regularse las relaciones paterno filiales tras la ruptura de la convivencia? ¿de qué medidas estaríamos hablando?

Las parejas extramatrimoniales con hijos menores podrán establecer medidas en relación a éstos que tengan que ver única y exclusivamente con su guarda y custodia y con la pensión de alimentos, existiendo también la posibilidad de adoptar medidas cautelares cuando se solicite alguna de estas medidas.

Si aludimos a la tramitación, cabe señalar como el proceso más adecuado para establecer las medidas previas o provisionales el juicio verbal, siempre claro está que no medie un acuerdo entre ambos progenitores.

Además, desde el despacho de Carmen Millán nos gusta recordar que en este tipo de procedimientos será competente el juzgado de Primera Instancia del lugar del último domicilio común de los progenitores.

Claro está, salvo que los progenitores residan en partidos judiciales diferentes en cuyo caso dependerá el tribunal de la elección del demandante, pudiendo optar éste por el tribunal del domicilio del demandado o el tribunal de la residencia del menor.
Divorcios de mutuo acuerdo

Divorcios de mutuo acuerdo

¿Cuándo tienen lugar los divorcios de mutuo acuerdo? Cuando la pareja decide de forma consensuada poner fin a su relación matrimonial. ¿En qué se traduce dicho consenso? En que el tiempo de duración del proceso se reducirá ostensiblemente.

Ante todo, el acuerdo alcanzado tendrá que regular las relaciones que vayan a tener los cónyuges con posterioridad a la extinción del matrimonio. Dicho esto ¿qué aspectos deberá abarcar? Aquellos aspectos tales como, por ejemplo: la pensión compensatoria, el régimen de guarda y custodia de los hijos comunes, la pensión de alimentos, el régimen de visitas y el reparto de los bienes de la pareja.

Los citados aspectos deberán quedar recogidos en el llamado Convenio Regulador que siempre deberá acompañar a la demanda de divorcio en este tipo de procedimientos.

Por todo ello, desde el despacho de Carmen Millán nos mostramos dispuestos a aconsejar a la pareja en todo lo relacionado tanto con el enfoque de la demanda como del Convenio Regulador. Por tanto, ¿cuál podría decirse que es nuestro principal objetivo?

Lograr que el contenido del citado Convenio cumpla con lo exigido por la ley, de manera que no ocasione ningún perjuicio a las partes, y favoreciendo que sea el juez quien acabe dando por buena la voluntad plasmada en el mismo.

Por último, ¿qué ocurrirá una vez presentada la demanda, acompañada ésta del correspondiente Convenio Regulador? Que el juez citará a los cónyuges pasados unos días para que ratifiquen las disposiciones expresadas en el documento, para posteriormente pasar a dictar sentencia.
martes, 21 de febrero de 2017
El Impuesto de Sucesiones

El Impuesto de Sucesiones

Una vez que se ha adjudicado a cada heredero su parte de la herencia, deberán estos abonar una cantidad dineraria determinada en concepto de impuestos. Concretamente, cada heredero deberá hacer frente al Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

En este sentido la residencia que se tendrá en cuenta a efectos fiscales será aquella en la que la persona fallecida haya pasado los últimos cinco años de su vida.

No obstante, la tributación variará en función de si la sucesión se ha producido entre parientes o entre extraños. También dependerá de los beneficios y exenciones a los que puedan acogerse los herederos en función de dónde vivan.

Pero, ¿cuál es el plazo inicial para pagar el impuesto de sucesiones? De seis meses a contar desde la fecha del fallecimiento del testador.

Además, será posible conseguir una prórroga de otros seis meses, la cual deberá solicitarse motivadamente dentro de un plazo de cinco meses a contar desde la fecha en que hubiese tenido lugar la muerte del causante. Eso sí, la prórroga conllevará la obligación de satisfacer los intereses de demora que le sean aplicables.

Es también importante señalar que muchas Comunidades Autónomas optan por el sistema de autoliquidación. ¿En qué consiste? En que serán los propios herederos los que tengan la obligación de calcular la cantidad a pagar.
Sin embargo, también existen territorios en los que es posible presentar la documentación correspondiente, para que posteriormente sea la propia Administración Tributaria la que requiera a los interesados las cantidades que han de abonar.

Por último, desde el despacho de Carmen Millán nos gusta recordar que los herederos tendrán también la obligación de hacer frente a las plusvalías.

Pero, ¿qué son las plusvalías? Impuestos de carácter municipal que gravan el incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana, y que han de pagarse en el ayuntamiento en el que se encuentre sitio el bien inmueble, en un plazo de seis meses, con opción de prórroga a solicitud del contribuyente.
Las Herencias testamentarias

Las Herencias testamentarias

Hablamos de herencias testamentarias cuando la persona fallecida ha dejado testamento de sus últimas voluntades, incluidas la división y posterior adjudicación de la herencia.

Este tipo de herencias podrán llevarse a cabo formalizando un acuerdo entre los propios herederos, o mediante el concurso de un albacea o contador-partidor, siempre que haya sido designado.

Cuando hablamos de albacea o contador-partidor, nos estamos refiriendo a aquella persona sobre la que recaerá la ineludible facultad de ejecutar lo dispuesto por el testador, ya que a tal efecto habrá sido designada por el mismo.

En cualquier caso, si no se ha designado albacea ni contador partidor, o falta la firma de éste, deberán los herederos acordar por unanimidad la manera en la que ha de llevarse a cabo la partición de la herencia ya que, de no producirse dicha unanimidad, cualquier heredero podrá reclamar a través de la vía judicial que se ejecute la división de la herencia.

¿Todavía tiene alguna duda sobre las herencias testamentarias? No se lo piense más y contacte con nosotros, desde el despacho de Carmen Millán le atenderemos como se merece.
Las Demandas de Paternidad

Las Demandas de Paternidad

Las demandas de paternidad pese a no ser muy frecuentes han estado muy presentes en los noticiarios últimamente. ¿Pero qué trata de demostrarse a través de este cauce? La paternidad de una persona de manera legal.

Se trata de iniciar un proceso que conlleva un importante factor moral que en ocasiones puede limitar nuestra intención de conocer la verdad. Dicho lo cual, este tipo de procedimientos se inician cuando existen dudas sobre la paternidad de un hijo. Hablamos de paternidad porque el propio Código Civil señala que la maternidad viene determinada por el parto.

Dicho esto, puede darse el caso de que la prueba genética se rechace una y otra vez, en cuyo caso el juez podrá conceder la paternidad legal al demandado sin necesidad de que exista soporte científico. Si bien no puede obligarse a nadie a someterse al precitado diagnóstico, el hecho de negarse puede entenderse como prueba de que trata de ocultarse la verdad.

Cabe también señalar que lo más habitual es que sean las propias madres las que interpongan la demanda de paternidad de cara a que se reconozca la relación de filiación entre el padre y los hijos y así poder reclamar la pensión alimenticia en favor de los mismos y a cargo del padre.

Al despacho de Carmen Millán a menudo nos llegan clientes que se preguntan en que limbo jurídico quedan aquellos niños cuya paternidad no está determinada.

No obstante, tratamos de tranquilizarles ya que, en España, los menores se encuentran plenamente protegidos por la Constitución, la Ley de Protección Jurídica del Menor y la Convención de los Derechos del Niño de Naciones Unidas. ¿Esto en qué se traduce? En que su vida no resulta en ningún caso afectada más allá de pequeñas complicaciones administrativas que pudiesen surgir.

¿Y si el niño en cuestión se encuentra en una situación de desamparo? En ese caso corresponderá al juez decidir si es necesario o no establecer medidas cautelares que persigan ayudar a la madre con su manutención.

Por último, una vez dictada la sentencia y si finalmente ésta reconoce la paternidad tendrán los hijos, derecho a lo que les corresponda legalmente por herencia, además de a llevar los apellidos paternos, así como al pago de la pensión alimenticia cuando ésta sea exigible.
La Tutela, La Curatela y el Defensor Judicial

La Tutela, La Curatela y el Defensor Judicial

¿Cuándo se constituye judicialmente? En aquellos supuestos en los que habiendo menores no emancipados no se encuentran éstos bajo la patria potestad de sus padres, así como también en los supuestos en que los hijos hayan sido declarados incapaces o se encuentren en situación de desamparo.

En este sentido, la persona que sea nombrada tutor tendrá las siguientes obligaciones en relación al menor o incapaz:

  • Educarle y procurarle una formación integral.
  • Administrar sus bienes.
  • Representarle en todos sus actos.

No obstante, a la hora de realizar ciertos actos necesitará el tutor la autorización del juez. También será facultad del juez optar por una u otra persona como tutor. ¿De entre quienes? ¿Quién no podrá serlo? Pásese por el despacho en Córdoba de Carmen Millán y responderemos a estas y otras preguntas que quiera formularnos.

Sí que nos gustaría señalar que la persona que definitivamente sea nombrada como tutor podrá rechazar el cargo por razones de edad, enfermedad, ocupaciones profesionales y también personales, falta de relación con el menor o incapaz y por falta de medios económicos suficientes para prestarle la debida atención.

Eso sí, la renuncia ha de hacerse dentro de un plazo de 15 días a contar desde la fecha del nombramiento. Pero, ¿puede llevar aparejada una retribución el cargo de tutor? Sí.

Por otra parte, decir que antes de empezar a ejercer como tutor será necesario realizar un inventario de los bienes que integran el patrimonio del tutelado de cara a rendir cuentas de las operaciones que se lleven cabo durante el ejercicio de su cargo.
¿Y la extinción de la tutela? ¿Cuándo se produce?

  • Cuando el menor alcanza la mayoría de edad.
  • Cuando el que era titular de la patria potestad, la recupera.
  • Por fallecimiento.

Además, el tutor podrá ser destituido por parte del juez, bien de oficio o bien a petición del Ministerio Fiscal o de cualquier otra persona interesada, cuando no desempeñe correctamente sus funciones.
Por otra parte, es necesario hablar de la curatela.

A ella están sometidos los hijos emancipados cuyos padres han muerto o están incapacitados, aquellos que han obtenido el beneficio de la mayor edad y también los hijos pródigos.

Pero, ¿qué persigue esta institución? Completar la capacidad de las precitadas personas, razón por la cual resulta necesaria la intervención del curador en todos aquellos actos que los menores o hijos pródigos no puedan llevar a cabo por sí mismos, siempre teniendo en cuenta lo que disponga la sentencia judicial que previamente hubiese declarado su incapacidad.

Además, al igual que sucede en los supuestos de tutela, el cargo de curador es renunciable, pudiendo éste ser también retribuido.

Y, por último, ¿cuándo se designará un defensor judicial? En aquellos casos en los que se dé un conflicto de intereses entre el sometido a tutela, curatela o incluso a patria potestad y la persona encargada de ejercer ésta.

Así mismo, también podrá designarse con carácter previo a que se proceda al nombramiento de un tutor o curador. En cuanto a la forma en la que ha de regirse esta figura habrá que acudir a lo dispuesto para los tutores y curadores.
La Liquidación del Régimen Económico

La Liquidación del Régimen Económico

¿Cuándo se produce la elección del régimen económico matrimonial de una pareja? En el mismo momento de la celebración del matrimonio. ¿Cómo? A través de un acuerdo entre ambas partes. ¿Dónde suele quedar recogido? En las capitulaciones matrimoniales.

Decimos suele porque la pareja no tiene la obligación de otorgar dichas capitulaciones. Pero claro, ¿qué sucederá en ese tipo de supuestos? Que se les aplicará directamente el régimen económico matrimonial que conste como supletorio en su ley civil común.

Dicho esto, independientemente del régimen económico matrimonial que rija el matrimonio, las sentencias judiciales de separación o divorcio llevan aparejadas su disolución. Esto se debe a que las citadas sentencias rompen la unión que dio origen a dicho régimen económico matrimonial.

Por tanto, una vez que se haya dictado la sentencia los ex cónyuges podrán instar a que se liquide el régimen económico matrimonial. ¿Con qué objetivo? Con el objetivo de que se le atribuya a cada uno de ellos la participación que legítimamente les corresponda sobre los bienes comunes.

No obstante, si por algún casual el régimen fuese el de separación de bienes, no será necesario que se lleve a cabo la liquidación de dicho régimen puesto que los bienes no pasan en ningún momento a formar parte del caudal común.

Cuestión diferente será que nos encontremos ante un régimen de gananciales, ya que en este tipo de supuestos la masa común generada por los ingresos de ambos durante el matrimonio sí deberá ser objeto de liquidación.

Dicha liquidación podrá efectuarse tanto en el momento de la separación o divorcio, como en un momento posterior, y para poder llevarla a cabo, será necesario realizar un inventario, así como una valoración de todos los bienes, previa a la adjudicación de los mismos.

Por último, nos gustaría resaltar que desde el despacho de Carmen Millán siempre abogamos por que la liquidación sea fruto del acuerdo entre ambos cónyuges en todos aquellos supuestos en los que resulte posible.
Las medidas tras una separación o un divorcio

Las medidas tras una separación o un divorcio

Las medidas paterno filiales suelen ser las que más conflictos acarrean en el seno de la pareja que ya tiene decidido separarse. ¿A qué se debe? Probablemente, a que habitualmente tanto el uno como el otro progenitor buscan evitar trastornos a sus hijos en todo aquello que guarde conexión con las relaciones que mantengan con ellos.

Por eso mismo, desde el despacho de Carmen Millán, intentamos ofrecer una completa ayuda a nuestros clientes con el objetivo primordial de minimizar aquellos factores negativos que puedan darse, a la par que hacemos todo lo que está en nuestra mano por proteger el interés superior de los menores.

Sin embargo, no siempre será posible que los padres alcancen un acuerdo sobre quién va a ostentar la guarda y custodia de los hijos comunes, o si por ejemplo ésta será compartida o exclusiva de uno solo de ellos. Si dicha controversia se produce, el encargado de decidir sobre la misma será el juez. ¿Cómo? A través de la correspondiente sentencia judicial, y siempre prestando atención:

  • Al interés superior de los menores. 
  • Y a las circunstancias personales y económicas de cada progenitor.


Por otro lado, cabe poner de manifiesto, que en aquellos casos en los que el proceso se torne contencioso será habitual la presencia del Ministerio Fiscal. Pero, ¿qué funciones desempeñará?


  • Conocer en qué situación se encuentran los menores.
  • Emitir un informe en el que exprese su opinión sobre el otorgamiento de la guarda y custodia.


Por supuesto, tampoco podemos olvidarnos de la patria potestad la cual engloba un conjunto de derechos y deberes que a consecuencia de la filiación los padres tienen en relación a sus hijos menores de edad y no emancipados. Además, su presencia no va ligada a la existencia o inexistencia del matrimonio.

Dicho esto, hay que señalar que la patria potestad, lleva anexa la obligación de los progenitores de tener a sus hijos menores y no emancipados en su compañía, así como de alimentarlos, educarlos y procurarles un desarrollo integral. Además, no debemos tampoco olvidarnos de la responsabilidad de los padres sobre la administración de los bienes de los más pequeños, así como la facultad para representarles legalmente.

Por otra parte, si hablamos de hijos, ineludiblemente debemos hacerlo también de la pensión de alimentos. En este sentido, será aquel progenitor al que no se le otorgue la guarda y custodia de los hijos el que deba hacer frente al pago de la misma.

Esto se sustancia sobre la idea de que, aunque la convivencia haya cesado, el progenitor sigue siendo responsable del cuidado de sus hijos, y en consecuencia debe seguir contribuyendo a los gastos de desarrollo integral y crecimiento de los mismos.

Pero claro, puede que se esté preguntando la manera de establecer tanto la obligación como la cuantía de dicha pensión. En primer lugar, cabe decir que existe la posibilidad de que ambos progenitores consensuen la cantidad necesaria para hacer frente a los gastos que se generen, y que el juez una vez examinado el acuerdo lo ratifique.

Pero, por otra parte, también cabe la posibilidad de que los padres sean incapaces de articular unas pautas, debiendo en tal caso tomar la decisión el juez. Eso sí, siempre teniendo en cuenta los documentos aportados por cada una de las partes, y la opinión del Ministerio Fiscal sobre el asunto.

¿Y con los gastos extraordinarios? ¿Qué sucede? Con carácter general cada progenitor asumirá el 50% de su coste. No obstante, no siempre es así y a falta de acurdo será el juez quien decida.
Y, por último, la gran pregunta: ¿cesa la obligación de pagar la pensión de alimentos con la llegada de los hijos a la mayoría de edad? No necesariamente, al menos mientras éstos sigan formándose y no gocen de independencia económica.
Divorcios contenciosos

Divorcios contenciosos

¿Cuándo tienen lugar los divorcios contenciosos? Cuando los cónyuges no son capaces de alcanzar ningún acuerdo que disuelva su vínculo matrimonial de manera amistosa.

Dicho esto, desde el despacho de Carmen Millán tratamos de asesorar al cliente de tal forma que éste sea capaz de negociar adecuadamente con su cónyuge los distintos aspectos que pretenda reclamar. Pero, ¿y si dicha negociación no llega a buen puerto? En ese caso, deberá redactarse siempre con la debida diligencia el escrito dirigido al juez que trate de conseguir el objetivo perseguido.

Es importante eso sí, poner de relieve aquellas cuestiones a las que el cliente podrá hacer referencia en la demanda de divorcio. ¿Cuáles son las más importantes? La pensión compensatoria, el régimen de guarda y custodia de los hijos comunes, la pensión de alimentos, el régimen de visitas y el reparto de los bienes de la pareja.

No obstante, aunque los cónyuges se encuentren envueltos en un proceso contencioso, esto no significa que no puedan llegar a formalizar un acuerdo en el que se cumplan los términos que la ley exige para los supuestos de divorcio de mutuo acuerdo. Es más, puede alcanzarse dicho acuerdo en cualquier momento del procedimiento, aunque de producirse deberá tener lugar antes de que se haya dictado la sentencia.

Por último, ¿qué ocurrirá si finalmente se logra el precitado acuerdo? Que el juez que conozca del asunto se verá obligado a suspender el procedimiento contencioso para continuar el mismo por la vía del mutuo acuerdo.
lunes, 2 de enero de 2017
no image

Consulta on-line

Nos encontrará disponibles en Córdoba - Andalucía (ESPAÑA) para atenderle de la forma más breve posible.
Puede ponerse en contacto con nosotros rellenando el formulario on-line y solicitarnos presupuesto o información sobre el servicio que más le interese.


Nosotros

Nosotros

En el despacho de abogados de Carmen Millán, cuya sede está sita en Córdoba (ESPAÑA), estamos especializados en diferentes ramas del Derecho, pero sobretodo contamos con una gran experiencia en todos aquellos supuestos derivados de separaciones y divorcios, así como también en materia de herencias. En este sentido, nuestro despacho cuenta con un grupo de profesionales de prestigio, a los que su larga trayectoria en el mundo jurídico les ampara.

Llevamos ya muchos años ofreciendo a nuestros clientes un trato cercano, a la vez que intentamos aprender de ellos cada día. En el despacho de Carmen Millán tenemos por consiguiente claro que la felicidad de nuestros clientes representa el resultado producto de un trabajo bien hecho.

Siempre tratamos, ante cualquier problema que pueda surgir, de seguir ofreciendo la mejor solución posible. El camino hasta encontrarla es nuestra mayor motivación de cara a actuar con diligencia y rapidez. Se trata de poder anticiparnos a las situaciones futuras que puedan generarse con la intención de resolverlas de la forma más acertada posible.

Ante todo, nuestro equipo de abogados se encarga de ofrecer a los clientes una atención personalizada y de calidad. En este sentido, no creemos que ningún caso o cliente merezca más o menos atención que otro, sino que será indispensable evitar cualquier distinción de tratamiento.

Por último, conviene poner de manifiesto que nuestros abogados cuentan también con los necesarios conocimientos económicos de cara asesorar a nuestros clientes, de tal forma que les resulte a estos últimos más fácil y sencillo decantarse por la opción más rentable.
Copyright © 2017 Abogado Divorcio Córdoba | ¡¡ DESDE 300€ !! Todos los derechos reservados

AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD Safe Creative #1702240263694

Abogado divorcio Córdoba


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información